Noticias Recientes

Colonia Berro tiene un psiquiatra para atender a más de 300 menores

La Suprema Corte de Justicia advierte “insuficiencia en la atención a problemas psiquiátricos”

La Suprema Corte de Justicia advierte “insuficiencia en la atención a problemas psiquiátricos” de menores infractores en los centros de detención del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa). En la Colonia Berro, por ejemplo, “hay una sola psiquiatra para una población de más de 300 adolescentes”. En el centro Ser, el de máxima seguridad de la Colonia Berro, la mitad de los jóvenes recibe medicación psiquiátrica.

“Llama la atención la cantidad de adolescentes mujeres con medicación psiquiátrica”, destaca la Corte, que puntualiza que de 31 jóvenes privadas de libertad, 20 están medicadas con psicofármacos.

Entre julio y setiembre, los ministros visitaron cinco centros del Sirpa. En su informe, al que accedió El Observador, apuntan que se redujo “drásticamente el número de fugas (…) a costa de un régimen cerrado”. Por sus condiciones edilicias, los centros Ser, Ariel y Desafío son “totalmente inadecuados” y allí “las oportunidades de actividades al aire libre son prácticamente inexistentes”. En la mayoría de los centros inspeccionados, “los jóvenes internados no tienen actividades programadas en el transcurso del día”. En el Ser, en concreto, “no se advirtió que haya visita de asistentes sociales, ni de psicólogos, ni de maestras o profesores”.

“Se aprecia la existencia de nuevas construcciones con vistas a solucionar problemas de hacinamiento, las que responden esencialmente al predominio del elemento seguridad”, expresa la Corte.

En contrapartida, se destaca “la gestión y orientación” del hogar Ituzaingó, “con una fuerte impronta de su director”, puesto que “los problemas edilicios se superan con esfuerzo y dedicación”. A diferencia de lo que sucede en el resto de los centros inspeccionados, allí “se aprecia a los jóvenes integrados a un proceso educativo claro y motivados más allá del fin de custodia”.

Colchones en el piso y agua de pozo

Además de problemas de ventilación y humedad en la mayoría de los centros de reclusión de menores visitados, la Suprema Corte de Justicia advierte en su informe sobre la falta de camas en el Hogar Ariel de la Colonia Berro. “Se observó que faltan camas en las celdas (la institución cuenta con 36 camas para los 44 jóvenes internados).Hay un promedio de cuatro o cinco jóvenes por pieza, pero hay piezas con siete jóvenes y algunosduermenen colchones en el piso”, expresa el informe.”El agua de la institución es de pozo y no cuentan con generador de energía”, agrega la Corte.

EL OBSERVADOR

Deja un comentario