Noticias Recientes

El dólar alcanzó un máximo desde que existe el peso

Desde que el 1° de marzo de 1993 comenzó a regir el peso uruguayo como moneda nacional, nunca antes el dólar había alcanzado el valor al que llegó ayer: $ 32,508. El máximo anterior databa del 10 de septiembre de 2002, en plena crisis —y tras abandonar la fijación del tipo de cambio— cuando alcanzó a $ 32,40.

Más allá de lo anecdótico, en términos reales (considerando la inflación), la situación cambia. “Si bien el dólar subió y pasó el máximo histórico (al que había llegado) de 2002, si uno mira el resto de los precios de la economía crecieron desde ese momento 180%. Quiere decir que a pesar de la suba que tuvo el dólar, la economía sigue estando cara porque el resto de los bienes que se producen y los costos internos crecieron muchísimo más de lo que creció el dólar en este periodo”, dijo a El País el director del Centro de Economía, Sociedad y Empresa del IEEM, Ignacio Munyo. “Eso explica en parte por qué la disparidad cambiaria con Brasil pese a que el dólar sigue estando cercano a los máximos históricos”, agregó.

Ayer la divisa estadounidense subió 0,65% y se negoció en promedio a $ 32,508. Al comparar la cotización al cierre de la jornada, la suba fue de 0,71% y finalizó en $ 32,56.

Este aumento diario de ayer fue el sexto consecutivo, en los que ha avanzado un 1,9%, con lo que acumula ya un fuerte salto de 8,82% en 2016.

El Banco República (BROU), incrementó 25 centésimos la cotización al público y la ubicó, al igual que la cotización interbancaria, en niveles máximos históricos: $ 32,05 la compra y $ 33,05 la venta.

Para alcanzar el nivel histórico, el mercado local mostró una fuerte presión compradora desde el inicio mismo de la jornada de ayer, que llevaron al dólar a operarse en ya $ 32,40, desde los $ 32,33 en que había cerrado el lunes. Lejos de ceder, llegó hasta un máximo de $ 32,56, y a pesar de la intervención del Banco Central (BCU). La autoridad monetaria vendió US$ 5,8 millones al contado, de un total de US$ 22 millones operados a través de la Bolsa Electrónica (Bevsa).

Agentes cambiarios consultados por El País dijeron que los buenos niveles de liquidez siguen incidiendo en la presión compradora. Agregaron que, dada la firmeza con la que cerró ayer, no se espera un cambio de tendencia, al menos para los próximos días.

Historia.

El peso uruguayo fue creado a través de la ley 16.226 que aprobó el Parlamento el 29 de octubre de 1991.

El 22 de diciembre de 1992 se emitió un decreto con la firma del entonces presidente Luis Alberto Lacalle y su ministro de Economía, Ignacio de Posadas, que establecía que desde el 1° de marzo de 1993 la unidad monetaria del país sería el peso uruguayo y se dejaba atrás los nuevos pesos.

En el texto se explicaba que el símbolo de la nueva moneda sería el $ y que se quitaban tres ceros a los nuevos pesos (N$).

Según el decreto, la medida se tomó porque “hay razones de índole monetaria que aconsejan la conversión” y se justifica el plazo establecido para el cambio porque es necesario “adecuar equipos, registraciones y documentación variada”.

Los nuevos pesos habían sido incorporados en 1975 en el marco de una devaluación de la moneda definida por el entonces ministro de Economía de la dictadura, Alejandro Végh Villegas. En esa ocasión se sacó de circulación al peso y al igual que en 1993, se quitó tres ceros al valor de la moneda.

Por aquel entonces, el gobierno intentaba moderar la inflación, que había llegado a 128,9% en 1990 y 81,4% en 1991. Allí también se había implementado la “banda de flotación” por la que el gobierno fijaba un precio “piso” al que compraba dólares y un precio “techo” al que vendía para mantenerlos dentro de la banda. Era una devaluación controlada ya que la banda fijaba el porcentaje de separación entre “piso” y “techo” y a su vez el ritmo de aumento del dólar.

El 20 de junio de 2002, en medio de una grave crisis económica, se abandonó la banda y se liberó el precio del dólar que ese día pasó de unos $ 17,3 a $ 18,76 y así siguió la escalada hasta los $ 32,40 del 10 de septiembre de 2002 (ver gráfico).

Luego el billete verde emprendió una carrera descendente hasta septiembre de 2008 (cuando estalló la crisis internacional) y siguió en modo “montaña rusa” hasta que en junio de 2013, Estados Unidos dio señales de que iba a abandonar su política monetaria laxa de tasas en nivel 0%, lo que finalmente concretó en diciembre pasado.

Perspectiva.

El economista jefe de KPMG, Marcelo Sibille dijo a El País que “al cierre del año pasado esperaba que el dólar iba a cerrar este año en el orden de los $ 35. La realidad ha excedido las expectativas. Creo que $ 35 va a ser más bien un piso para el cierre de 2016”. “La región con el dólar está muy picante, sobre todo en Argentina y Brasil”, agregó.

En los primeros dos meses del año, el dólar subió casi $ 3, pero Sibille cree que “se va a moderar un poco la tendencia, pero aún así la presión al alza va a continuar”.

Munyo dijo que prevé un dólar a fin de año a entre $ 35,50 y $ 36, “en parte porque asumimos que se va a seguir manteniendo el compromiso de tener una inflación por debajo de 10%”.

Argentina ya devaluó 38%.

En la pasada jornada la cotización del dólar por primera vez superó los 16 pesos argentinos en el mercado cambiario del vecino país. La moneda argentina subió 23 centavos y cerró con un valor de 16,09 pesos por dólar estadounidense. Se trata de la cotización más alta desde el levantamiento del cepo cambiario en diciembre tras la asunción de Mauricio Macri, cuando se unificó el tipo de cambio. La divisa estadounidense quedó cercana al máximo histórico de $ 16,11 que alcanzó el dólar blue o paralelo previo a las elecciones presidenciales de octubre de 2015. La devaluación acumulada desde diciembre llegó a 38% y se elevó a 11% en los últimos 30 días. El Banco Central tuvo una jornada de fuerte intervención en la plaza con la venta de US$ 235 millones para frenar la escalada ascendente. Las reservas de la autoridad monetaria están en pleno descenso y se ubican en torno a US$ 28.000 millones.

Fuente: El Pais

 

Deja un comentario