Noticias Recientes

El número 14.095 llevó a Salto la fortuna del Gordo, ganaron 4 millones y medio de dólares

El primer premio de 100 millones de pesos correspondió al billete 14.095. Nunca antes se había ofrecido un premio tan importante en este juego, que además dispuso otros 92 millones de pesos para los demás premios a entregar.

A ocho minutos de iniciado el sorteo de la Lotería de Fin de Año, durante el segundo turno de cuatro, Eduardo Duarte cantó el número que terminó correspondiendo al Primer Premio: el 14.095, vendido en lagencia 111 de la ciudad norteña de Salto. Duarte también había cantado el premio mayor de fin de año en 2012.

El Gordo favoreció a unas doce personas de esta ciudad, entre ellos empleados y clientes de un taller mecánico y de venta de repuestos, ubicado en la avenida Javier de Viana al 300.

En esta oportunidad no hubo petardos, ni de parte de la agencia ni de los favorecidos, por lo que para la mayoría de los salteños, que a la hora de cantarse el premio mayor estaban soportando una temperatura de 37°, no había pistas sobre los nuevos millonarios.

A las 22:00 horas El País tomó contacto con uno de los premiados, Néstor Blanco, empleado del negocio donde se comercializó la tira, quien además trabaja, (por lo menos hasta anoche), en una pizzería de la zona céntrica.

“No lo puedo creer, me dijeron que gané unos cinco millones de pesos, me parece mentira que voy a poder comprar la casa en donde vivo y dejar de trabajar en dos lados”, dijo el emocionado joven antes de retirarse y despedirse de sus compañeros de la pizzería.

“Seguro que no vuelvo, loco, dos laburos y más de 14 horas por día, nunca más”, agregó a uno de sus compañeros en clara referencia a que seguirá sus tareas solo en la casa de venta de repuestos.

 Blanco exteriorizó su alegría acotando que es su deseo ayudar también a sus hermanos, que junto a él viven en el Barrio Uruguay. “Pienso darles una mano porque se lo merecen y tampoco tienen casa propia”.

De acuerdo a datos recabados anoche, quien se llevó la mayor parte de este premio fue el propietario del taller, quien para esta ocasión había adquirido dos tiras con diferentes números, para elección de sus clientes y funcionarios.

El vendedor de este Gordo de Fin de Año es el mismo que en el 2011 favoreció a decenas de vecinos del Barrio Calafí. Hugo Vallejos, desde siempre vinculado a las agencias de quinielas del departamento, confirmó anoche a El País que el billete fue vendido en su totalidad y que los beneficiarios no son más de una docena de personas, a pesar de que fue vendido en un colectivo. “En el 2011 fue diferente y mucha gente pudo comprarse su casita, aunque esta vez también me alegro porque es gente trabajadora”, dijo.

De gira.

Haber organizado por primera vez en la historia un sorteo de lotería dentro de un teatro, en Montevideo, fue una iniciativa que antes se concretó en ciudades del Interior, como la propia Salto o San José.

Esta modalidad tiene recientes antecedentes en el mundo. El Gordo de Navidad en España, por segundo año consecutivo, se realizó en el Teatro Real de Madrid, situado en la Plaza de Oriente.

Para atraer la buena fortuna, los españoles ya establecieron como costumbre asistir disfrazados de payaso, elfo o bruja, y con aditamentos como sombreros y bufandas adornados con décimos y otros amuletos.

Anoche, en la Sala Zitarrosa, a las 20:30 comenzó a instalarse en las butacas un público más sobrio, ataviado de particular, como quien allí concurre todo el año a ver espectáculos musicales. A diferencia del tiempo que duran los sorteos en España, de cinco a seis horas, todos los billetes ganadores aquí se conocieron en poco más de veinte minutos.

Al fin del sorteo, se llevó a cabo un espectáculo del que participaron el grupo de humoristas Sociedad Anónima y la banda Pa`ntrar en calor.

La cifra

90

fue el porcentaje de números vendidos en la Lotería de Fin de Año de 2013, superando así lo colocado en el sorteo de 2012.

 

Fuente: El Pais

Deja un comentario