Noticias Recientes

El radical cambio de la cantante Adele

Adele es una de las grandes voces de la última década y fue quien cambió para mejor el perfil estético que dictaba la vidriera musical: su talento no necesitaba encajar en un 90-60-90. No obstante, luego de decidir ajustar sus hábitos alimenticios y seguir una rutina de ejercicios físicos.

“Comencé a sentirme cada vez mejor, tanto física como anímicamente”, declaró acerca de la dieta que cambió radicalmente no sólo su cuerpo sino su estilo de vida, en menos de dos años.

¿Cómo hizo? Dejó de lado las gaseosas, las carnes, los dulces y los alimentos procesados. Así, se sometió a una dieta vegetariana, y comenzó a consumir hidratos de carbono, frutas, almendras, lácteos, legumbres, semillas de lino, chía y sésamo. También dejó el cigarrillo.

Su rutina matinal se basa en un desayuno que consta de un café con leche de soja, frutas, queso fino y aceite de coco. A media mañana, consume almendras, gelatina o una barra de cereales. Al mediodía, almuerza un omelette, arroz, lechuga, tomate y otras hortalizas. Para finalizar el día, cena un batido de leche con cereales o un yogur natural.

Quien acompañó a esta ganadora de un Oscar en el cambio de vida fue su novio, Simon Konecki, quien también llegó a perder peso con esta rutina de alimentación. “Perdimos peso juntos y eso fue beneficioso. Transitar ese camino con alguien lo hizo más fácil”, confesó en una entrevista en la revista Rolling Stone. Y en cuanto a los ejercicios físicos, hace pilates y entrena tres veces por semana con un personal trainer. Además, hace un tratamiento para calmar la ansiedad a través de la hipnosis.

Fuente: www.tvshow.com.uy

Deja un comentario