Noticias Recientes

La Policía búlgara encontró a los padres biológicos del “Ángel rubio”.

El La Policía búlgara encontró a los padres biológicos de la niña.

La Policía búlgara encontró a los padres biológicos de la niña conocida como el “Ángel rubio”, que fue hallada hace una semana en un campamento de gitanos en la localidad helena de Fársala, según la cadena privada griega Skai.

De acuerdo a estas informaciones, no confirmadas oficialmente, la pareja está siendo interrogada por la Policía local.

Las autoridades policiales griegas habían contactado previamente con las búlgaras ante la sospecha de que el padre biológico de la niña rubia, también conocida como “María”, se encontrara en Bulgaria.

De acuerdo con los medios griegos, se sospecha que los padres genéticos, también gitanos, vendieron a la niña a la pareja que se hizo pasar por sus progenitores, que a su vez la explotó.

Según filtraciones de fuentes policiales y judiciales a los medios de Grecia, esto eliminaría la hipótesis del secuestro, que también se había barajado como posibilidad y refuerza la de la existencia de una red de tráfico de menores para su explotación.

Las cifras que se barajan como precio de venta, según publica la prensa griega, se sitúan entre los 80 y los 500 euros.

En declaraciones previas a Efe, Panagiotis Pardalis, portavoz de la ONG “La Sonrisa de un Niño”, que se ocupa del cuidado de “María”, la menor fue explotada durante el tiempo que convivió con el matrimonio griego.

El hecho de que su ADN no coincidiese con ninguna de las personas desaparecidas y registradas por la Interpol hacía sospechar que los padres no la estaban buscando, sino que podrían haberla vendido, o bien directamente, o a través de un intermediario.

De acuerdo a los medios, los padres falsos de “el Ángel rubio” podrían haberse dedicado a comprar niños de bandas que traficaban con niños, no solo para explotarlos directamente sino para beneficiarse de ayudas sociales, pues cobraban varios subsidios como familia numerosa.

En Bulgaria.

La Policía interrogó hoy en Bulgaria a una pareja de etnia romaní, que podrían ser los padres de “María”, la niña rubia y de ojos verdes hallada la semana pasada en campamento de gitanos en Grecia, informa la televisión estatal BNT.

Se trata de un matrimonio, identificado por BNT como Atanas y Sashka Rusevi, residentes en el poblado de Nikolaevo, en Bulgaria Central, y que tiene entre 8 y 10 niños, la mitad de ellos muy rubios y de piel clara. Además, tienen una semejanza física sorprendente con “María”, hallada el pasado día 16 en un campamento de Farsalia, en el centro de Grecia, asegura BNT.

Vecinos de la familia afirmaron en declaraciones a los medios búlgaros que hace años los Rusevis viven en Grecia. Un hijo de la familia, de 15 años, dijo a la agencia privada de noticias BGNES, que su madre le había contado que cuando estuvo en Grecia no tenía dinero para volver, por lo que decidió dejar a una niña recién nacida allí.

Tanto BNT como BGNES citan a vecinos de la familia, que vive en una sola habitación en el “gueto” gitano de Nikolaevo, afirmando que los Rusevi habrían recibido unos 250 euros por la niña, mientras otros sostienen que no cobraron nada.

En declaraciones a la agencia de noticias “Vsekiden”, Sashka confirmó que dejó a una hija Grecia, aunque sin dar más detalles.

“Esto era hace mucho tiempo”, señaló la mujer al insistir que su hija “no fue vendida, sino regalada”.

“Regalamos la niña. No he tomado dinero, la dejé porque no tenía con qué alimentarla. No sé si es la mía, parece la mía, pero ¿cómo puedo saber?”, dijo en declaraciones a BGNES. La pareja afirmó en declaraciones a una televisión local que no está segura de si la niña encontrada en Grecia es suya, pero confirmaron que se parece mucho a la que dejaron en el país vecino.

Según precisa BNT, la pareja será sometida a un análisis de ADN para confirmar o descartar que son los padres biológicos de “María”, la menor cuyo caso ha causado revuelo en todo el mundo.

 

Fuente: elpais.com.uy

Deja un comentario