Noticias Recientes

Mató a un león y ahora es el hombre más odiado de Internet

Un cazador estadounidense pagó  US$ 55.000 dólares por matar a Cecil, el león más famoso de Zimbabue, cuya muerte ha suscitado una gran polémica entre los conservacionistas locales porque consideran que la cacería se organizó de forma ilegal.

 

 

La Fuerza Especial para la Conservación de Zimbabue (ZCTF, en sus siglas inglesas) identificó hoy al furtivo como Walter James Palmer, un dentista de Minnesota.

Según este grupo conservacionista, Palmer participó el pasado 6 de julio en una cacería nocturna en el Parque Nacional de Hwange, en el oeste de Zimbabue.

Cecil, de 13 años de edad, fue atraído con una presa amarrada a un vehículo como cebo para abatirlo fuera del parque, de modo que técnicamente ya no sería ilegal cazarlo.

“Palmer disparó a Cecil con un arco y una flecha, pero este disparo no lo mató. Lo rastrearon hasta que lo volvieron a encontrar, 40 horas más tarde, y le volvieron a disparar con un arma”, explicó el presidente de la ZCTF, Johnny Rodrigues, a medios locales.

Es episodio ha provocado indignación en todo el mundo y ha reavivado las llamadas a prohibir la caza del león en Zimbabue. El ministro de Turismo, Walter Mzembi, describió el asesinato como un “crimen atroz”.

Desde que la noticia fue dada a conocer por el diario británico The Telegraph, Internet tiene un nuevo enemigo número uno. El sitio Quartz que recoge que miles de personas están atacando y divulgado información sobre este dentista bajo el hastag #WalterPalmer. Incluso figuras del espectáculo como Ricky Gervais dispararon contra este hombre.

proxy

Si bien Palmer publicó un comunicado afirmando que “creía que estaba actuando de manera legal” nada de eso sirvió para detener la tormenta en su contra. La comunidad online se ha encargada de revelar varias fotos mostrando otros trofeos de caza, en algunos caso de animales en peligro de extinción. También han expuesto que Palmer tiene antecedentes criminales por cazar a un oso negro en 2008.

GXQrlujl
JajVeB1l

Como medida de precaución el hombre decidió alejarse de su casa y ha cerrado su consultorio. Eso no impidió que varias personas se acercaran a crear un memorial en honor al animal cazado.

El cazador profesional Theo Bronkhorst, quien dirigió la cacería, y el agricultor Honesto Ndlovu, en cuyas tierras se dio alcance a Cecil, comparecerán mañana en los tribunales de la turística ciudad de Victoria Falls -donde se encuentran las famosas cataratas- en relación con la muerte de Cecil.

Parques estatales de Zimbabwe dijo que Ndlovu no tenía permiso para vender una cacería de leones.

Los cachorros de Cecil se enfrentarán ahora a una muerte casi segura, ya que el macho que quiera tomarle el relevo al frente de la manada matará a sus vástagos para animar a las hembras a aparearse con él, explicó el conservacionista Rodrigues.

 

Fuente : www.elpais.com.uy

 

Deja un comentario