Noticias Recientes

Schumacher, en coma tras sufrir un accidente de esquí

El heptacampeón del mundo de F1, Michael Schumacher, se encuentra en estado crítico después de sufrir un fuerte accidente de esquí este domingo en los Alpes franceses, según un comunicado médico del Centro Hospitalario Universitario de Grenoble donde está ingresado.

El ‘Kaiser’ se golpeó con una roca al caerse sobre las 11 de la mañana de este domingo, mientras esquiaba con casco y fuera de pista con su hijo de 14 años. Primero fue trasladado al hospital de Moutiers y posteriormente al de Grenoble, con más medios. El cirujano Gerard Saillant, un experto neurólogo próximo al expiloto se desplazó desde París hasta Grenoble, ha precisado ‘L’Équipe’.

“Schumacher sufría un traumatismo craneoencefálico grave con coma a su llegada, que ha necesitado inmediatamente de una intervención quirúrgica”, explicó el hospital en un parte médico en el que añadía que estaba en un “estado crítico”.

El ex piloto tuvo que ser intervenido una segunda vez esta madrugada. La información de esta segunda operación fue revelada por medios como ‘Le Dauphiné Liberé’ y ‘BFM TV’.

El hospital ha anunciado un nuevo parte médico por la mañana de este lunes. La esposa y los tres hijos de Schumacher también se encuentran en el hospital de Grenoble.

Después de superar mil accidentes en su carrera deportiva, una brutal fractura de tibia y peroné en 1991, de disputar 306 grandes premios de Fórmula 1 y recorrer más de 81.000 kilómetros en los circuitos de todo el mundo a más de 300 km/h, Michael Schumacher pelea por su vida tras chocar contra una piedra cuando esquiaba por placer. Su afición a los deportes de riesgo le ha vuelto a jugar una mala pasada, esta vez con el esquí.

En compañía de su hijo
El grave accidente se produjo por la mañana mientras esquiaba con su hijo Mick, de 14 años, en la estación francesa de Méribel, en los Alpes franceses. Al parecer Michael, buen esquiador, cometió algún tipo de error técnico, según las investigaciones policiales sobre el terreno, y sufrió una caída en solitario golpeándose la cabeza contra una roca. Nadie más se vio involucrado, y aunque llevaba puesto el casco, sufrió un traumatismo craneal muy severo.

El ex piloto de Ferrari y Mercedes, entre otras escuderías, circulaba fuera de pista cuando se produjo el golpe, según reconoció la propia estación, es decir, por una zona no señalizada, y por lo tanto más peligrosa y destinada a esquiadores expertos, entre dos de las rampas de la instalación gala .

En menos de diez minutos llegaron a la zona los equipos de emergencia, avisados por otros esquiadores que constataron la gravedad del incidente, si bien Christophe Gernignon-Lecomte, director general de la estación, aseguraba en primera instancia que «el accidente no es demasiado serio», y que el piloto estuvo levemente conmocionado, pero que en seguida estuvo consciente y hablando de lo ocurrido, agitado y malhumorado.

Progresivo empeoramiento
Michael fue rápidamente trasladado en helicóptero medicalizado a un hospital en Moutiers, un pequeño pueblo situado en el corazón de los Alpes de Saboya.

Allí fue cuando se produjo el empeoramiento de su salud y, al ver que las heridas eran graves, fue evacuado de urgencia al hospital de Grenoble donde llegó a las 12.40 horas, ya en coma, según reconocieron luego desde el centro sanitario.

Hasta allí se desplazó con urgencia desde París el prestigioso neurocirujano francés Gérard Saillant, lo que hizo saltar las alarmas sobre el estado de salud del astro alemán.

Saillant, amigo personal y asistente de Schumacher tras su grave accidente en Silverstone en 1999 y el de motos en Cartagena en 2009, colaboró en la rápida intervención de neurocirujía del piloto.

Michael tiene un chalet en Méribel y es buen esquiador
Schumacher tiene varias casas y chalets repartidos por el mundo. Incluso una isla propia en Dubái valorada en 4.5 millones. Y entre todos esos inmuebles cuenta con una coqueta residencia privada en la estación de Méribel, que forma parte del conjunto de ‘Los Tres Valles’, uno de los centros de esquí más reputados de los Alpes franceses. Schumacher conoce por tanto muy bien las pistas por las que sufrió ayer el accidente y además es muy buen esquiador, como demostró en repetidas ocasiones —11 temporadas—, durante las sucesivas concentraciones invernales de la escudería Ferrari en la estación italiana de Madonna Di Campiglio.

Fuente: Marca.com

 

Deja un comentario