Noticias Recientes

Tarjetas electrónicas sustituirán los tiques alimentación desde setiembre

Era uno de los cambios que la ley de inclusión financiera que aprobó el Parlamento en 2013 tenía entre sus cometidos. Las partidas de alimentación que complementan los salarios de un gran número de trabajadores uruguayos –tiques alimentación, tiques restaurant o tiques canasta– dejarán el clásicoformato papel y desde el próximo mes hasta fines de año iniciarán un proceso gradual hacia tarjetas electrónicas prepagas, cuyo uso se asemeja bastante al débito.

El pasado viernes, el Banco Central (BCU) habilitó a las dos empresas que acaparan el mercado de tiques en Uruguay (Edenred y Sodexo) como instituciones emisoras de dinero electrónico. Esto les permitirá a ambas firmas abandonar el viejo esquema de tique en formato papel y pasar a tarjetas electrónicas.

El proceso comenzará a implementarse gradualmente en las próximas semanas y a partir del próximo mes algunas empresas ya estarán en condiciones de abonar las partidas complementarias a los salarios de sus empleados con tiques electrónicos. “Claramente habrá un cambio en la modalidad de uso para los beneficiarios. La tarjeta (electrónica) permite pagar por un precio justo, algo que no ocurre con los tiques en formato papel”, destacó a El Observador el director de Sodexo, Roberto Berrondo.

Por su parte, la directora general de Edenred, Gabriela Yaffe, indicó que este proceso implicará “importantes ventajas en términos de seguridad y practicidad, tanto para las más de 2.500 empresas-clientes, que ya no tendrán necesidad de almacenar y distribuir los tiques en papel todos los meses”.

Asimismo, implicará una simplificación de sus procedimientos de seguridad y ahorro de tiempo para los trabajadores que ahora contarán con sus tiques en un soporte más moderno, cómodo y seguro.

Además, el soporte electrónico les permitirá a los usuarios obtener hasta tres puntos en la devolución de IVA que otorga la ley de inclusión financiera, beneficio que el formato papel no permitía. Incluso en el caso de ser usados en restaurantes, se tendrá una devolución de nueve puntos de IVA. Según Yaffe, los comercios afiliados a Edenred contarán con más seguridad en su local y mayor practicidad en su reembolso.

En tanto, el director de Sodexo señaló que entre los 3.500 comercios que hoy aceptan tiques alimentación en todo el país –unos 2.200 supermercados y almacenes y otros 1.300 restaurantes, rotiserías, entre otros–, hay un número importante que aún no cuenta con POS –terminal electrónica necesaria para el pago con tarjetas–. “El desafío es incrementar la red de comercios que acepten la tarjetas electrónicas.

Por eso el proceso de implementación será gradual, aunque algunas empresas estarán en condiciones de comenzar en setiembre”, explicó. De todas formas, Sodexo estima que gracias a este cambio tecnológico podrá sumar a otros 2.000 comercios a su cartera de clientes. En aquellos comercios que no cuentan con POS, la empresa hará de “nexo” con los proveedores de estos aparatos para que puedan acceder a los mismos.

Objetivo

El pago de parte del salario (hasta 20% de los ingresos nominales) con partidas de alimentación es una práctica común en la mayoría de las empresas. Esas partidas están exoneradas de los aportes a la seguridad social personal. El asesor del Ministerio de Economía, Martín Vallcorba, había explicado a El Observador que uno de los objetivos de incluir los tiques bajo la supervención del BCU era que esos ingresos no estaban alcanzados por ninguna de las disposiciones legales que protege el salario.

De hecho, si hoy alguna de las instituciones que otorga estas partidas quiebra, los usuarios perderían esos ingresos y no podrían reclamar ante ninguna institución. Además, Vallcorba había apuntado que la operación electrónica dará “más seguridad” al usuario, ya que si pierde la tarjeta, hace la denuncia e inmediatamente se congela su operativa, como ocurre con un plástico de débito o crédito.

Además, otro de los objetivos por el cual el MEF optó por incluir el pago de estas compensaciones salariales por medios electrónicos fue para “contribuir a formalizar las transacciones” de la economía. Las autoridades habían advertido que hay casos de reventa” entre particulares, sin ningún tipo de contralor. El formato electrónico cortará con esa práctica.

Aranceles, la materia pendiente

Uno de los temas que el Ministerio de Economía espera acordar con los emisores de dinero electrónico para alimentación son los aranceles que las empresas les fijan a los comercios. “Aún no hemos arribado a un acuerdo sobre este tema”, reconoció el asesor del MEF, Martín Vallcorba en diálogo con El Observador. El funcionario recordó que a nivel parlamentario hay “consenso” en que los aranceles deben converger al débito, que hoy se ubican en el 2,5%. Sin embargo, las autoridades han detectado que a comercios de menor porte las empresas les fijan aranceles por encima del 7%. “Habrá un proceso gradual que habrá que ir ajustando. Parece razonable que exista una adecuación. La tecnología es la misma que la utilizada para el pago de salarios”, argumentó.

El director de Sodexo, Roberto Berrondo, respondió que el objetivo es “acompañar” el proceso de inclusión financiera que promueve el gobierno. “Debemos tener en cuenta las escalas y los volúmenes”, afirmó. El empresario recordó que con el dinero electrónico de alimentación no se puede retirar dinero de los cajeros automáticos, y su uso está limitado a la compra de alimentos, además de que no se puede cargar más del 20% del salario nominal.

Fuente: El observador

Deja un comentario