Noticias Recientes

Banco Central toma primera medida por crisis argentina

Ofrece recomprar títulos y dar dólares para facilitar el cambio de portafolio.

El Banco Central (BCU) tomó la primera medida por la crisis argentina, al poner su “poder de fuego” arriba de la mesa para ordenar el mercado de cambios y evitar una presión excesiva sobre el dólar.

Salvo ayer, en las cinco jornadas previas, el mercado de cambios negoció montos abultados —muy por encima de lo habitual— y el BCU salió a vender reservas para suavizar la suba del dólar. Esta operativa inusual del mercado de cambios se dio en buena parte por la crisis argentina, donde se desató una corrida cambiaria la semana pasada

El Central resolvió ayer tomar la primera medida ante la situación argentina para calmar al mercado y dar una señal de que quiere un cambio de portafolio (de pesos a dólares) ordenado, según coincidieron analistas y operadores consultados por El País.

“Dado el entorno macroeconómico y financiero global y regional el Banco Central ha decidido efectuar una operación de recompra de Letras de Regulación Monetaria (LRM) en pesos con vencimientos no mayores al 31 de diciembre de 2018 por un valor nominal de hasta $ 30.000 millones”, indicó un comunicado del BCU.

“El objetivo de la oferta de recompra de LRM es poner a disposición de los agentes económicos una alternativa que viabilice de forma ordenada cambios deseados en sus portafolios”, agregó.

Para ello, los bancos, AFAP y otros inversores que tengan Letras, “efectivizarán el cobro de los títulos vendidos al Banco Central en dólares estadounidenses o pesos uruguayos de acuerdo a su elección”, explicó la autoridad monetaria.

De esa forma, si una AFAP o un banco quiere pasarse a moneda extranjera, en vez de cobrar la Letra en pesos e ir al mercado de cambios a comprar dólares puede hacer la operación directo. De esa forma, no pasa por el mercado de cambio y no agrega presión al alza del dólar por ese cambio de portafolio.

Los $ 30.000 millones que el BCU está dispuesto a recomprar (recibirá ofertas entre el 10 y el 12 de este mes) equivalen hoy a US$ 914,1 millones.

“El BCU reafirma la decisión de utilizar en su gestión de política monetaria y de deuda, todos los instrumentos disponibles a efectos de que los shocks externos no se transmitan infundadamente a los mercados domésticos”, indicó el comunicado. “Es como poner la plata arriba de la mesa y decir: vengan que hay, no hay problema, pero no pongan más volatilidad en el mercado”, resumió un operador.

Para el socio de Deloitte, Pablo Rosselli “en términos prácticos, esta operación muestra al BCU dispuesto a vender una cantidad muy significativa de dólares” y así “facilitar el cambio de portafolios que se está observando en estos días”.

Agregó que “con este anuncio el BCU intenta moderar la demanda de dólares y estabilizar el mercado luego de la operación. Para los inversores, si deciden participar de la operación, una decisión clave es el precio al que están dispuestos a vender sus Letras. Presumiblemente, esta operación mostrará que las tasas de interés de la recompra de Letras terminarán siendo mayores que las tasas que venía pagando el BCU”.

Según Rosselli “más allá de que la operación puede facilitar el cambio de portafolios, estas intervenciones no modifican de un modo significativo el valor de mediano plazo del dólar”.

Para el gerente senior del departamento de Consultoría de CPA Ferrere, Alfonso Capurro “la discusión de fondo es si el BCU debe vender (reservas, para suavizar la suba de la moneda estadounidense) o dejar que el dólar flote. Creo que está bien vender para ordenar el proceso y hasta saber cuánto de lo de Argentina es transitorio y cuánto es permanente”.

Señaló que “hay una parte de la volatilidad (del mercado de cambios en estos días) que es por Argentina, es transitoria”, por lo que con esta operación de recompra “habilita el cambio de portafolio” y busca que “genere presión excesiva en el mercado de cambios” al tiempo que “habilita una depreciación” del peso.

Ayer el presidente del BCU Mario Bergara dijo que Uruguay “no puede tomar como espejo la evolución cambiaria de lo que está pasando en Argentina. Sería muy negativo que los movimientos bruscos que ha habido en Argentina se replicaran en Uruguay”.

Capurro recordó que el BCU, en otro contexto (salida de capitales del exterior de títulos locales) también vendió reservas y habilitó pagar con dólares las Letras que iban venciendo. Eso ocurrió entre julio de 2015 y junio de 2016, cuando vendió reservas por unos US$ 4.300 millones, de las que US$ 2.663 millones correspondieron a pago de Letras con dólares. En esa ocasión, el BCU facilitó la salida ordenada (de las LRM) del fondo inversor Templeton, entre otros.

En tanto, entre el miércoles pasado y ayer el Central vendió US$ 562,1 millones.

Con esta operación, el BCU puede “ver dónde está el mercado” ya que era “demasiado el monto que se venía operando porque no hay tanta liquidez (en pesos) disponible (para comprar dólares)”, comentó un operador.

La semana pasada, el presidente del BCU justificó la utilización de reservas para amortiguar la suba del dólar derivada de la crisis argentina. Tenemos “un seguro” que “en su momento implicó adquirir muchas reservas, pagar un costo por eso y ahora es el momento de usarlo”, había señalado.

A su vez, Bergara había dicho a El País que “siempre dijimos que cuando compramos dólares los pagamos con Letras, pagamos un costo en eso. Ahora, si utilizamos reservas para estabilizar de esta manera, vendiendo dólares, lo otro razonable que uno tiene que ver en el corto plazo es una reducción del stock de las Letras”.

El dólar y otro récord: $ 32,818

Por séptima sesión consecutiva el dólar interbancario se negoció al alza, ayer con un aumento de 0,33% al cotizar en promedio en $ 32,818. Desde que el miércoles pasado se intensificó la corrida cambiaria en Argentina, fue la primera jornada en que el BCU no vendió dólares. La moneda estadounidense acumula una suba de 3,27% en las últimas siete jornadas (es 1,48% en lo que va del mes) y un aumento de 14,09% en lo que va del año. Al público en las pizarras del Banco República la moneda estadounidense aumentó 11 centésimos tanto a la compra como a la venta al cerrar en $ 32,16 y en $ 33,56 respectivamente.

Fuente: El Pais

Deja un comentario