Noticias Recientes

Cada uruguayo usa 400 bolsas plásticas por año: ahora tendrá que pagarlas

Uruguay utiliza 1.200 millones de bolsas plásticas al año, lo que equivale a un promedio de 400 bolsas por persona. Sin embargo, la cifra podría revertirse a partir de 2018. La Cámara de Senadores aprobó por unanimidad este miércoles un proyecto de ley que establece el cobro obligatorio de las bolsas plásticas, prohíbe su importación y producción y estimula el uso de materiales orgánicos.
El proyecto deberá pasar ahora a la Cámara de Diputados. De aprobarse, y para empezar, los comercios dejarán de otorgar bolsas gratis a los compradores. “El ciudadano deberá adquirir la bolsa como adquiere cualquier otro producto”, explicó a El Observador el director nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario. “Es necesaria una racionalización de las bolsas que usamos. Te dan cinco o seis bolsas y nunca están llenas. Hay una ineficiencia muy grande en el uso de bolsas”, dijo Nario en rueda de prensa.
Por otro lado, la industria tendrá un plazo de un año para comenzar a implementar la fabricación de bolsas de materiales compostables y solo podrán traerse del exterior bolsas que sean biodegradables.

Actualmente, ya se importan en Uruguay bolsas que contienen aditivos que hacen que se descompongan con mayor facilidad y que se utilizan en algunos supermercados, explicó a El Observador uno de los importadores, Julio Deus. Nario dijo que el proyecto no especifica cuáles son esos materiales pero la bolsa deberá pasar una norma internacional para comprobar si es biodegradable.

El senador colorado Pedro Bordaberry, quien había redactado un proyecto sobre este tema que fue utilizado como base por el Poder Ejecutivo, dijo que la iniciativa aprobada “no le cambia nada” al usuario. “Va a usar una bolsa que se tira y no causa daño al medioambiente”, explicó.
En cuanto al costo que tendrá la bolsa en los comercios, Nario dijo que aún no hay un precio establecido pero tiene que ser un valor que le llame la atención a la persona al pagar.
“La experiencia internacional muestra que, incluso aunque se cobre relativamente poco, el hecho de tener que pedirla como un producto más genera un cambio de hábito en el consumidor”, expresó.
La medida abarca toda el área comercial, desde las grandes superficies, como los supermercados, hasta los pequeños locales, como los almacenes de barrio. “Para combatir un posible mercado negro que pueda surgir, las bolsas deberán pasar una norma técnica que comprende el uso de materiales, la resistencia y la capacidad de la bolsa”, dijo Nario.
También se controlará tanto la fabricación como el ingreso de bolsas al país.
“Las bolsas plásticas autorizadas por la presente ley solo podrán distribuirse, venderse o entregarse a cualquier título en el territorio nacional, cuando el fabricante o importador haya obtenido el correspondiente certificado”, establece uno de los artículo del proyecto.
Nario dijo que se evalúa trabajar con el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU) en el proyecto para que a los ensayos con plástico que normalmente allí se hacen, se le agregue uno de testeo de las bolsas que estarán habilitadas.
Precisó que todavía falta analizar cómo avanza el proyecto por la Cámara de Diputados y la reacción de las partes involucrados.

Emergencia ambiental

Uruguay utiliza 1.200 millones de bolsas al año, lo que representa “un disparate a nivel global”, dijo el director de Medio Ambiente, Alejandro Nario. El senador colorado Pedro Bordaberry agregó que España, cuando llegó a las 300 bolsas por persona al año, se declaró en emergencia. “Estamos destruyendo el medioambiente y este es un buen comienzo para empezar a recuperarlo”, dijo Bordaberry.
 Fuente : Observador

Deja un comentario