Noticias Recientes

Cuevas puede ser multado por orinar

El uruguayo Pablo Cuevas y el español Marcel Granollers podrían terminar multados luego de perder

6-3 4-6 6-4 3-6 14-12 ante el británico Jonny Marray y el canadiense Adil Shamasdin.

Durante el partido, que duró más de cuatro horas, el uruguayo recibió una advertencia cuando amenazó con orinar en una lata de pelotas ante la negativa de la juez de silla, la francesa Aurelie Tourte, según informaron varias agencias de noticias e incluso según relató un espectador.

Esto no quedó así, ya que la pareja recibió una segunda amonestación cuando el salteño lanzó una pelota fuera de la cancha.

Con el partido 12-13 y 0-40 en el quinto set, y luego de 10 minutos de discusión, el partido se reanudó con un saque fallido de la pareja uruguayo-española. Es que cuando estaban 0-30 el tenista celeste cometió una doble falta y fue allí que enojado tiró la pelota lejos y recibió la segunda amonestación, que les supuso perder directamente un punto.

Según The Guardian, Granollers continuó gritándole a la jueza, quien incluso se retiró acompañada por un miembro de seguridad.

El reglamento contempla solo dos “toilet breaks” durante un partido, pero no especifica nada en caso de que éste se extienda exageradamente.
“El quinto set fue muy largo, se debería permitir una ida adicional si el partido se va a cinco sets”, señaló Cuevas.

El punto de discusión partió porque la jueza hizo un aviso a la pareja ya que creía que el salteño estaba orinando en una lata de pelotas.

“No fue así. Es verdad que Cuevas le preguntó si podía hacerlo en la lata, y ella le dijo que no. En el siguiente cambio, él disimuladamente se puso una toalla por encima de las piernas, y yo le puse otra, e intentó, pero la jueza se dio cuenta de lo que intentaba hacer y le dijo que no podía. Entonces Pablo desistió”, explicó Granollers.

“Cuando nos íbamos al otro lado la jueza nos dio un warning. Le dije a Pablo que se olvidara y no discutiera, que llevábamos cuatro horas, y necesitamos concentrarnos”, agregó.

“Pedimos que viniera el supervisor para decirle que el primer warning no era por algo que había sucedido, sino por algo que ella había imaginado”, señaló Granollers.

“El supervisor no quiso tomar ninguna decisión y nosotros defendimos nuestra postura durante cinco minutos pero terminamos perdiendo. Yo nunca le tiré un tubo de pelotas jueza, como vi publicado publicado por ahí”, dijo el español.

Además, afirmó que “Pablo demostró que el tubo estaba vacío y que ese warning no debía haber sido, porque era por algo que ella imaginó. Si nos tienen que multar es por el segundo aviso, por tirar una pelota fuera de la cancha” concluyó Granollers.

Por su parte, su rival, el local Marray cree que a Cuevas se le debió permitir ir al baño. “Se le debería haber permitido un toilet break adicional, ya que nos fuimos a cinco sets”, dijo en defensa de la situación.

Por lo pronto, la organización estudia si habrá o no sanción para la dupla.

Fuente: El Pais

Deja un comentario