Noticias Recientes

Declaró Mirtha Legrand: “Siempre pensé que iba a encontrar a alguien usando mis anillos”

La  expectativa en el edificio de Paraguay al 1500 no era usual. No siempre declara como testigo una diva de la televisión . Elegante como siempre, Mirtha Legrand ingresó en la sala de audiencias del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) porteño N° 25. Lo primero que hizo fue mirar hacia el sector donde estaban los acusados, después se sentó y pidió disculpas por la demora en llegar: “Hace una hora que salí de casa”. Eran las 13.10. El caos de tránsito le jugó una mala pasada.

El debate había comenzado una hora antes con la lectura de la elevación a juicio del Ministerio Público Fiscal y la querella. Hay tres acusados: su ex empleada Lina Díaz, y el hijo y el esposo de la mujer, Orlando Jiménez y Jorge Petrak, respectivamente. Todos están acusados de ser partícipes necesarios del robo agravado por el uso de armas.

Se trata de un juicio a cargo de un tribunal unipersonal. La jueza es Ana Dieta de Herrero. El Ministerio Público está representado por la fiscal Dafne Palopoli.

Para la acusación, los tres sospechosos fueron clave para el robo: le entregaron a los tres delincuentes, que aún no fueron identificados, las llaves de entrada del edificio donde vive la diva y las llaves de entrada de la puerta de servicio del departamento. También habrían dado información valiosa de dónde estaba la caja fuerte con las joyas y alhajas validadas en 1.000.000 de dólares.
Díaz, que es defendida por Hugo Icazati; Jiménez y Petrak, asistidos por el abogado Albino Stefanolo , se negaron a declarar.

“Me quedé sin nada”

Legrand no ocultó su ofuscamiento al momento de dar su testimonio. “Me quedé sin nada. Sólo me quedó el anillo de brillantes que tenía puesto. Todo lo que tengo ahora es falso. Todo lo que me robaron me costó mucho esfuerzo. Nada me fue regalado”, indicó. También contó que en la caja fuerte que le robaron había 500 mil pesos y 20 mil dólares. “Era dinero que había cobrado de una publicidad. Como detesto a los bancos, puse el dinero en una caja de seguridad de casa”, explicó la diva de los almuerzos.

Finalmente, cuando Stefanolo -el abogado de Jiménez y Petrak-, le preguntó si las joyas y alhajas estaban aseguradas, la conductora explicó: “No, por amarreta [SIC]. Como me dijeron que era un servicio muy caro, no las aseguré”.

Durante su testimonio, Legrand se mostró muy disconforme con la investigación. La querella está representada por los abogados Mariana Gallego y Alejandro Morreale.

“Lina [por Díaz] tenía la llave de la puerta de servicio y después del hecho nunca me la devolvió”, dijo la conductora de TV. Legrand, en parte de su relato, mostró su enojo con Díaz porque su ex empleada en varias entrevistas apuntó a su entorno y hasta a su hija Marcela Tinayre por el robo.

“Mi familia no tiene llaves, cuando viene a casa toca el timbre. Las únicas que tenían llave era Lina [por Díaz] y Elvira [su empleada de máxima confianza que en el momento del robo estaba con ella en Victoria, en Entre Ríos].Los ladrones fueron directamente a mi dormitorio, al placard donde estaba la caja fuerte”, agregó.

Legrand contó que en algún momento alguien de su confianza le dijo que detrás del robo podía estar atrás la Secretaría de Inteligencia (SI) porque era un momento de la Argentina donde ella criticaba mucho al gobierno kirchnerista y hasta llegó a tener una reunión con un funcionario nacional por el tema.

Cuando la diva afirmó que en un momento Elvira le había prestado dinero a Díaz y que nunca se lo había devuelto, la acusado se mordió los labios y balbuceó: “Mentira”.

Cuando estaba por terminar, entre risas, dijo: “Seguro que cuando llegue a casa me acuerdo de algún detalle más”. Pero después se pudo seria y preguntó quién había avisado a la prensa. “Esto es algo íntimo”, espetó. La jueza Dieta de Herrero le aseguró que la información sobre su declaración no había salido del tribunal. Afuera las esperaban los flashes y las cámaras. El juicio continúa el lunes próximo a las 11 con la declaración de más testigos.

Fuente: La Nacion

Deja un comentario