Noticias Recientes

Sudamérica da la espalda a EEUU en el conflicto con Venezuela

El vicepresidente Joe Biden apenas ha podido tratar de manera informal el tema de la represión en Caracas con los mandatarios presentes en al asunción de Michelle Bachelet.

La crítica situación en Venezuela ha pasado desapercibida en Chile. Pese a la lacoincidencia en Santiago de todos los presidentes sudamericanos, el vicepresidente Biden apenas a podido “colar” el tema en dos encuentros formales y otras charlas informales que mantuvo durante la asunción de Michelle Bachelet en Valparaíso y Santiago.

Según fuentes estadounidenses citadas por la agencia AP, el segundo de Barack Obama ha discutido la “difícil situación” en Venezuela con otros líderes latinoamericanos. Las fuentes han dicho incluso que se mencionó la posibilidad de mediación de terceras partes, algo que podría decidirse en la reunión de la Unasur que se celebrará este miércoles en Chile.

El funcionario, que no estaba autorizado a hablar oficialmente, dijo que Biden manifestó a los líderes que la democracia es más que celebrar elecciones, y que los derechos humanos, como el derecho a protestar, deben respetarse.

Según el funcionario, Biden dijo a los líderes latinoamericanos que mantenía su aseveración de esta semana vertida al diario chileno El Mercurio, en la que indicaba que el gobierno de Venezuela está usando “civiles armados” contra manifestantes pacíficos y acusó al gobierno de “inventar teorías conspirativas estrafalarias” de que Estados Unidos tiene algo que ver con las manifestaciones.

El funcionario ha mantenido sólo dos encuentros bilaterales formales. El primero con el colombiano Juan Manuel Santos, con quien trató los avances en el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y la exención de visados para los colombianos.

El segundo ha sido con el peruano Ollanta Humala. Durante la charla evaluaron la marcha de las negociaciones de un nuevo acuerdo de cooperación en materia de seguridad y defensa bilateral.

Con el resto de los presidentes Biden ha mantenido encuentros ocasionales, producto de los espacios que compartieron durante la jura presidencial. Así fue que saludó a la brasileñaDilma Rousseff y a la argentina Cristina Kirchner. Lo mismo ha sucedido con Enrique Peña Nieto, presidente de México. Ha quedado claro que esos contactos fugaces dejan poco espacio para tratar cuestiones de alta política.

La ausencia de Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, canceló a último momento su viaje a Chile, lo que ha anulado cualquier posibilidad de un encuentro cara a cara con Biden, como se especulaba.

En la previa, funcionarios venezolanos ya habían rechazado las declaraciones de Biden, a las que consideraron una “agresión” contra una “sólida democracia de 18 años”, y cualquier posibilidad de una mediación de terceros países, como pretende EEUU y analiza la UNASUR.

El ministro argentino de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman adelantós que los cancilleres del grupo que une a las naciones sudamericanas escucharían el miércoles al ministro venezolano Elías Jaua, enviado por Caracas en lugar del presidente. El funcionario no dudó en calificar de “golpistas” a las fuerzas opositoras que protestan en Venezuela.

En la misma línea se manifestó el ecuatoriano Rafael Correa, quién no descartó que el encuentro de UNASUR concluya con una declaración de apoyo al gobierno de Maduro. “Es claro lo que está pasando en Venezuela”, dijo Correa. “Se trata de desestabilizar un gobierno legítimamente electo y eso no lo podemos permitir”.

El presidente peruano Ollanta Humala dijo por su parte que lo más importante es que se respete el derecho a la no intervención. El mandatario dijo que es deber de los pueblos latinoamericanos “ver en qué medida podemos ayudar a los otros pueblos. Lo importante es que se respete el derecho de no injerencia y se respete también la política del gobierno que sienta que necesita la ayuda”.

Días antes de asumir, Bachelet se refirió a la crisis venezolana. La líder socialista trató de llegar a las dos partes, pero también destacó la importancia del respeto a los derechos humanos pero afirmó que no “nos parece adecuado que pueda haber acciones violentas buscando desestabilizar un gobierno democráticamente electo”.

Deja un comentario