Noticias Recientes

El sábado comienzan a multar

La sanción por cruzar con luz roja es de $ 4.650 y la de exceso de velocidad de $ 7.450.

5847046caa67b

Luego de seis meses de pruebas, calibración de equipos y ajustes del mecanismo de notificación, finalmente el próximo sábado la Intendencia de Montevideo comenzará a aplicar multas a los conductores utilizando 30 dispositivos que fueron instalados en las principales arterias.

El costo de la multa por girar o cruzar con luz roja será de 5 UR ($ 4.650) y el de exceso de velocidad de 8 UR ($ 7.450).

Según aseguró ayer la IMM en conferencia de prensa, el 97% de quienes manejan respeta los límites de velocidad, mientras que el restante 3% infringe las normas.

A su vez, según los datos oficiales, 0.07% de los vehículos que han sido medidos durante el período de prueba cometieron infracciones “graves” de exceso de velocidad.

“El objetivo es la disuasión. Las multas no son para recaudar, sino para castigar conductas que nos hacen daño, que producen la muerte. La velocidad y la luz roja son la madre de la siniestralidad en nuestro país”, aseguró el director de Movilidad Urbana de la Intendencia, Pablo Inthamoussu.

Los equipos instalados se encuentran en la rambla, Avenida Italia, 8 de Octubre, Bulevar Batlle y Ordóñez, Bulevar Artigas, Rivera, General Flores, 18 de Julio, Avenida Brasil, Ferrer Serra, Larrañaga y Millán.

En total, hay 660 cruces con semáforos en Montevideo, de los cuales 150 han sido conectados al Centro de Gestión de la Movilidad (CGM). A éstos se suman los instalados en 8 de Octubre por el Intercambiador Belloni.

Tolerancia.

Según explicó el director del CGM, Boris Goloubintseff, en el comienzo de la fiscalización electrónica habrá una tolerancia de 10 kilómetros por hora. Para llegar a este umbral de fiscalización se tomaron en cuenta los errores en los velocímetros “admitidos por los fabricantes de los vehículos”, de 5 kilómetros por hora, y el margen de imprecisión de los equipos utilizados por los inspectores, que está en el orden del 3%.

De todos modos, Goloubintseff recomendó no manejar sobre el límite de la tolerancia y ceñirse a la máxima reglamentada y señalizada, porque los propios cuenta kilómetros podrían jugarle una mala pasada a los conductores. “Dos de cada tres infractores son violadores de la luz roja”, indicó, aclarando que no se sancionará a quien circule con la luz amarilla, si bien esta señal tiene como finalidad despejar los cruces.

“Los vehículos serán más modernos y aptos para otras cosas, pero los seres humanos somos los mismos de siempre. Nuestro cuerpo es el paragolpes”, advirtió Goloubintseff.

El director del CGM aclaró que serán inspectores de la Intendencia los que validarán los registros tomados por el sistema. Inthamoussu, por su parte, explicó que la tecnología permitirá liberar recursos humanos para atender otras prioridades, por ejemplo la canalización del tránsito en el entorno de las obras de vialidad.

FISCALIZACIÓN.

En caso que no se respete una luz roja, el inspector fiscalizador dispondrá de dos fotografías: una tomada en el inicio del cruce peatonal (que además muestra la luz en la columna del semáforo) y otra ya con el vehículo haciendo el cruce.

En el caso de la velocidad, se mostrará una única fotografía.

La Intendencia informó que, a los efectos de analizar adecuadamente las fotos, se dispone de un software que permite visualizar el contexto, aclarar la imagen en caso de haber sido tomada de noche, concentrar la escena y leer las placas de matrícula, entre otras cosas.

Luego del análisis, se emitirá una notificación para dar vista al propietario del vehículo, que dispondrá de 10 días para apelar el acto administrativo.

El paso siguiente es la emisión de una resolución aplicando la multa (una vez que vence el plazo legal). Desde ese momento, el propietario tiene otros 10 días para apelar.

Por último, la infracción se cargará al Sistema Único de Ingresos Vehiculares (Sucive).

Notificaciones.

Para saber si ha sido multado, el conductor podrá ingresar a la página web de la Intendencia y —digitando su matrícula— verificar si existe un procedimiento en curso.

A los dueños de los vehículos empadronados en Montevideo con domicilio registrado se les remitirán notificaciones y resoluciones a domicilio por intermedio de El Correo.

Para los automóviles empadronados en la capital que no tienen domicilio registrado y para aquellos matriculados en el interior, se publicarán notificaciones y resoluciones en el Diario Oficial.

A su vez, llamando por teléfono al 1950 4000 opción 2, se podrá verificar el domicilio registrado. Para cambiarlo, el propietario del coche deberá dirigirse al Servicio de Contralor y Registro de Vehículos, ubicado en la calle Pedernal 2219 esquina Campisteguy, de lunes a viernes de 9:15 a 16:00 horas.

La Intendencia informó que todas las llamadas quedarán registradas y que el horario del call center será de lunes a viernes de 8:15 a 17:00, y los sábados de 8:00 a 14:00.

Siniestralidad.

Según informaron los directores municipales, si un vehículo circula a 30 kilómetros por hora y ocurre un siniestro, la probabilidad de que muera el peatón en ese momento es del 30%. Si se desplaza a 60 kilómetros por hora y ocurre un accidente, la probabilidad de que fallezca en el lugar asciende al 95 %.

La velocidad máxima permitida en zona urbana es de 45 km/h; salvo que la señalización indique lo contrario. En la rambla, por ejemplo, las máximas van de 45 a 75 kilómetros por hora. En Pocitos y Parque Rodó, la máxima es de 45 km/h.

Goloubintseff indicó que “en varias ciudades del mundo” las máximas autorizadas son de 45 o 50 kilómetros por hora.

La foto como prueba y la tecnología aplicable.

En caso que no se respete una luz roja, el inspector dispondrá de dos fotos: una tomada en el inicio del cruce peatonal (que además muestra la luz en la columna del semáforo) y otra ya con el vehículo haciendo el cruce. En el caso de la velocidad, se mostrará una única imagen. El Centro de Gestión de la Movilidad de la Intendencia (CGM) dispone de un software que le permite visualizar el contexto, aclarar la imagen en caso de haber sido tomada de noche, concentrar la escena y leer las placas de matrícula, entre otras cosas.

Dos vías para apelar la multa.

La Intendencia informó que para apelar las multas, los interesados no precisarán contratar a ningún profesional, pudiéndolo hacer personalmente. Hay dos vías para apelar: concurriendo a San José 1390 (túnel de la IMM, acceso próximo a Santiago de Chile) o por medio del correo electrónico apelaciondemultas@imm. gub.uy.

A los vehículos empadronados en Montevideo con domicilio registrado se le remitirán notificaciones y resoluciones a su domicilio por medio de El Correo. Para los automóviles empadronados en la capital sin domicilio registrado y para aquellos empadronados en el interior, se publicarán notificaciones y resoluciones en el Diario Oficial.

Oposición critica el “afán de recaudar”.

El edil Diego Rodríguez Salomón (Lista 404 del Partido Nacional) consideró que la administración municipal pretende “hacer caja para paliar el déficit de una Intendencia que fundió el Frente Amplio en los últimos 26 años”.

“Con este sistema no se apuesta a educar. La meta es aumentar lo que se cobra por concepto de multas y que los inspectores salgan a matar. La medida generará más rispideces entre la ciudadanía y los funcionarios de tránsito”, opinó.

“En la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Junta, el Ejecutivo dejó en claro, luego que les preguntara al respecto, que la meta y objetivo es recaudar 50% más por año por incremento de multas. Pero será mucho más de eso lo que recaude. Es falso lo que dice el director de Movilidad, Pablo Inthamoussu, en cuanto a que el objetivo no es recaudar”, sentenció el legislador departamental.

“El costo del Centro de Gestión de la Movilidad es de US$ 18 millones, cifra que se paga con una semana de multas”, agregó el edil.

Fiscalización electrónica del tránsito by ElPaisUy on Scribd

Fuente: El Pais

 

Deja un comentario