Noticias Recientes

Padre soltero adopta niña con Down rechazada por 20 familias

Ocurrió en Italia, y la historia está dando la vuelta al mundo como ejemplo de amor.

Rechazada por su madre biológica y también por dos decenas de familias candidatas a la adopción, Alba apareció en la vida de Luca cuando tenía sólo un mes. La niña que nadie quería fue, para él, la hija deseada. Recientemente, Luca publicó “Nacida para ti”, un libro donde cuenta su historia.

Popular en las redes sociales, Luca fue invitado la semana pasada al programa Outlook, de la BBC World Service, donde contó ante una enorme audiencia su experiencia personal y de paternidad con su pequeña.

“Cuando tenía 14 años, mi mejor amigo, Diego, descubrió que tenía cáncer en estado terminal. Cuando supe de eso, nunca más salí de su lado, fui al hospital con él, lo ayudé con los deberes de la escuela, estuve allí cuando me necesitaba. Sus padres tenían que trabajar, así que me quedaba con él, lo acompañé durante esa terrible experiencia, hasta el final. A pesar de que entonces éramos sólo unos chicos, teníamos conciencia de la tragedia, Diego era mi mejor amigo y hubiera dado todo para ayudarlo, su muerte me dejó una conciencia profunda de lo que es vivir con una enfermedad, por eso comencé a ser voluntario de la Iglesia en Nápoles, ayudando a las personas con discapacidad. Fue una gran experiencia, donde hice amigos para toda la vida.”.

Cuando tomó conciencia de su fuerte voluntad de ayudar al prójimo, Luca pensó en convertirse en sacerdote. A los 25 años entró en el seminario y estuvo allí dos años, hasta que conoció a un hombre de quien se enamoró y tuvo que dejar su carrera eclesiástica. Luca y su compañero vivieron juntos 11 años, y ambos fundaron en Nápoles una organización de ayuda a personas con discapacidad. La entidad organiza diversas actividades. Viajes, por ejemplo.

Florinda, una colaboradora, le preguntó un día si podía adoptarlo para que, cuando ella muriera, su hijo tuviera un hermano. “Al principio dudé, porque mis padres biológicos podrían sentirse traicionados, pero hablé con ellos y lo entendieron. Fuimos a los tribunales, y ahora tengo dos madres”, narra. Francesco, el hijo de Florinda, comenzó de inmediato a tratarlo como familia. Fue entonces cuando Luca pensó, más en serio, en formar la suya.

“Mi compañero y yo siempre hablamos de adopción, y acordamos que adoptaríamos a un niño con discapacidad. Desgraciadamente, nos separamos, hace unos años. Me mudé solo y fue un desafío, porque todavía quería ser padre. Entonces en Italia un hombre soltero no podía adoptar, después las cosas cambiaron y en el año 2017 pude postularme a la adopción”, refiere. Con brutal sinceridad, se le dijo que sólo tendría la posibilidad de recibir a un niño que nadie más quisiera. “No tuve problemas con eso y respondí que no tenía problemas para adoptar a quien fuera. Debido a mi experiencia personal, sabía que tenía las herramientas necesarias para hacer frente a cualquier problema que un niño pudiera tener”.

En julio del año pasado, Luca recibió una llamada del tribunal, diciendo que tenían ‘una niña para él’. Se llamaba Alba, tenía 1 mes de vida y Síndrome de Down. La pequeña había sido rechazada por su madre y también por veinte personas inscriptas en listas de adopción.

Luca aceptó de inmediato y corrió hacia el hospital a buscarla. “Sentí de inmediato que ella era mi hija, la presenté a mi familia, a las personas de mi organización, mis dos madres me decían no la sostenía bien, pero tengo personalidad fuerte. Y por eso, a veces les hago caso y a veces no”, dice entre bromas. “Ellas son dos abuelas magníficas, adoran cuidar de Alba, estoy muy agradecido de que estén en nuestras vidas “.

Montevideo Portal

Deja un comentario