Noticias Recientes

La Scuola Italiana y una carta viral para el Ratón Pérez

Un alumno perdió un diente en la pileta del baño y la directora escribió una nota al Ratón Pérez como prueba de lo sucedido

Santiago, un alumno de la Scuola Italiana de Montevideo, iba de camino al baño a lavar el diente que recién se le había caído. Ana María Méndez, la directora de la institución, lo vio pasar como cuidando “un tesoro”, entonces lo acompañó.
Una vez en el baño, Santiago apoyó el diente en la mesada del baño mientras se lavaba las manos, pero con un movimiento lo empujó y el diente se fue por la cañería. Como el caño debajo de la mesada está a la vista, Santiago, de siete años, pidió a la directora si podían romperlo, pero ella le respondió que seguramente el diente se había ido con el agua.
Al oír esto, Santiago se angustió porque no iba a poder dejarle el diente al Ratón Pérez. “Entonces le dije que viniera conmigo que le iba a hacer un vale diciendo que yo había visto el diente”, contó Méndez a El Observador. Como era casi la hora de salida, junto con su secretaria redactaron rápidamente una carta a modo de evidencia para que Santiago la colocara debajo de la almohada.
En la carta la directora explicó al personaje que fue testigo del momento en que el niño perdió el diente en la cañería del baño y que mediante esa misiva dejaba constancia de lo sucedido. La carta está firmada y marcada con el sello oficial de la Scuola Italiana y lleva la firma de la directora y su secretaria.
“De repente me empezaron a llegar capturas de pantalla de la carta. Lo que yo no sabía era que el padre de Santiago lo había publicado en sus redes sociales. La repercusión que tuvo es impresionante”, dijo Méndez.
Quienes compartieron la carta en sus cuentas de Twitter y Facebook celebran la iniciativa del colegio por mantener intacta la ilusión de los niños.
“Hoy la niñez es cada vez más corta, entonces nosotros hacemos lo que podemos por que la creencia en el Ratón Pérez o Papá Noel permanezca lo más posible”, concluyó la directora.
Fuente: Observador

Deja un comentario