Noticias Recientes

Multas de hasta $ 25.309 y retiro de chapas a ómnibus que tengan radio a todo volumen

La Intendencia de Montevideo firmó este miércoles una resolución por la cual se propone mejorar las condiciones de viaje en el sistema de transporte y que incluye la regulación del uso de la radio y un control de la limpieza en las unidades.

Las empresas deberán a partir de ahora cumplir con un protocolo para el aseo de las unidades que fue acordado con la comuna y con los trabajadores y que implica mejoras tanto en el interior como en el del ómnibus.

La limpieza es uno de los cuatro temas más importantes para los usuarios y de los peor evaluados. Si bien la comuna realizaba un control, hasta ahora no había un estándar que mostrara qué se entiende por un ómnibus limpio, dijo durante la conferencia de prensa el director de Movilidad de la comuna, Pablo Inthamoussu.

Así, a través de un protocolo con imágenes, se pretende establecer criterios con los que se pueda evaluar la higiene de las unidades y sancionar a las empresas que no los cumplan.

Las empresas deberán hacer foco tanto en la parte externa como en la interna. Así se establecerá cómo debe ser la limpieza en la carrocería, en la publicidad, las luces, los espejos, las ruedas y sus entornos, en las ventanas y parabrisas. En el interior, se evaluarán los accesos y escalones, las papeleras, los pisos, la cabina, los asientos, las cortinas; además de el techo y las luminarias, los pasamanos y las agarraderas.

“Va a haber elementos objetivos (para evaluar la limpieza de los ómnibus) y un fuerte control”, afirmó Inthamoussu. Se establecerán categorías de infracciones y niveles de exigencias para medir las condiciones de las unidades.

Si bien las empresas ya se hacían cargo de la limpieza, ahora deberán seguir pautas establecidas y requerimientos que serán controlados por la comuna, dijo en tanto el representante de la Unión Nacional de Obreros y Trabajadores del Transporte (Unott), José Fazio.

La comuna dará un tiempo de gracia de un mes, antes de empezar a fiscalizar y aplicar infracciones.

Volumen controlado

Por otra parte, el intendente Daniel Martínez firmó una resolución por la que se limita el uso de las radios. Según la nueva reglamentación, se podrá escuchar a un volumen máximo de 60 decibeles.

Además, se prohíben los parlantes en las unidades, salvo en el habitáculo del chofer y del guarda. Así, se permitirá que escuchen los contenidos que el chofer y el guarda consideren, pero a “un volumen razonable”, dijo Inthamoussu.

Esta medida también será fiscalizada, y la comuna definió además aumentar las sanciones para quienes incumplan. Para la primera infracción, la multa será de 5 unidades reajustables, unos $ 5.000; a la segunda vez, la sanción aumentará a 15 unidades reajustables, $ 15.185, y a la tercera será de 25 unidades reajustables, $ 25.309.

En caso de que las multas no se paguen, se procederá a sacar de circulación la unidad del servicio, con el retiro de las chapas matrículas.

Habrá inspecciones sorpresa de unidades, con decibelímetros portátiles, y a partir de denuncias, agregó por su parte el intendente Daniel Martínez.

Según Inthamoussu, hasta el momento había “una especia de vacío legal” sobre este tema, pero que ahora se intenta regular para que el ómnibus sea un “espacio neutro” y hacer del viaje uno confortable.

Esos acuerdos forman parte de la agenda de 11 temas que planteó la intendencia en el marco del trabajo del Consejo Consultivo del Transporte, que busca mejorar el servicio en un contexto de caída constante de la venta de boletos y de suba del precio. Esos cambios implican además la realización de cambios en la paramétrica de cálculo del precio del boleto y en las líneas de ómnibus.

En medio del rechazo de esas medidas, que aseguran eliminarán 1.800 puestos de trabajo, los trabajadores de las cooperativas no asistirán a la firma del acuerdo, explicó a El Observador el dirigente de la Asociación Sindical de Cooperativistas y Obreros del Transporte (Ascot), Miguel Marrero. Asimismo, definieron retirarse de los ámbitos de negociación en tanto no se fije una entrevista con el intendente.

Vendedores registrados y con STM

Por otra parte, empresas, comuna y trabajadores acordaron cambiar las condiciones para los vendedores ambulantes dentro de los ómnibus.

Fazio explicó que se les exigirá estar habilitados por la comuna, para lo que deben estar registrados en BPS, realizar aportes y mantener un “estado presentable”.

Además, para poder subir a las unidades deberán contar con la tarjeta del Sistema Metropolitano de Transporte (STM). Si bien no se cobrará el viaje, la comuna tendrá así un registro de la actividad.

La comuna reglamentará tanto a los artistas como a los vendedores, para quienes ya ha dado tres cursos de manipulación de alimentos.

Fuente: Observador

Deja un comentario